octubre 6, 2020

Colón de San Justo no detiene su marcha

El “conquistador” se aprestaba a afrontar un intenso 2020. Arrancó el año de gran forma tras obtener el campeonato del Regional “G” en Esperanza. Iba a ser parte del torneo Dos Orillas durante el primer semestre y del torneo de Ascenso local en la segunda parte de la temporada. Pero el coronavirus paralizó todo.

Desde el 16 de junio que el equipo retomó sus entrenamientos tras la cuarentena. Lo hizo en su flamante superficie de sintético ubicada en el Complejo Polideportivo de la institución “rojiblanca”. Al frente de los planteles están Débora Baroni, Maximiliano Baroni y Gabriel Gómez con la puesta a punto desde lo físico.

La larga pausa no bajó los brazos de Eugenia Amado. Formada desde chiquita en el club, siguió creciendo y hoy se constituyó como uno de los pilares del equipo de Primera División. La delantera resumió cómo fue que optó por el hockey. “Después de practicar tenis toda mi infancia, me cambiaron de profe y quise probar algo nuevo. Tenía una amiga que jugaba al hockey, y así es como empecé a los 12 años en el club de toda mi vida y la de mi familia, Colón de San Justo”. Su posición requiere un trabajo complejo. Sobre ser delantera, Amado manifestó que “Lo que más me gusta es la sensación de hacer un gol, y la adrenalina que te genera buscar constantemente ese objetivo. Lo peor de ser delantera es cuando te tocan partidos que son muy defensivos y no tenes tantas posibilidades de tocar la bocha”.

Un presente con limitaciones

La pandemia les puso un freno y hubo que esperar y luego volver a empezar.  Ya con más de cuatro meses de trabajo, todo intenta a volver a ser como antes, dentro de las posibilidades que tienen a su alcance. “Esta nueva normalidad nos obligó a entrenar separadas en distintos horarios, para respetar la cantidad de jugadoras por turno. También tenemos que tener en cuenta algunas medidas como el uso de alcohol para la limpieza de las manos y el barbijo hasta ingresar al predio. Las prácticas comienzan siempre con un trabajo físico y luego pasamos a la parte táctica-técnica, en la que vamos trabajando jugadas específicas y probando distintas alternativas” sostuvo la atacante.

De cuáles son las expectativas, Amado explicó que “El principal objetivo es ir mejorando nuestro juego colectivo, intentando mantener la motivación a pesar de no poder aplicarlo en un torneo, pero sabiendo que cuando volvamos a la cancha pondremos lo mejor”.

Dentro de la nueva normalidad, los cuerpos técnicos se las tienen que ingeniar para tener a las jugadoras motivadas. “Mantener la motivación no es fácil, pero se hace más llevadero con el apoyo de los profes y disfrutando cada entrenamiento, siempre teniendo en mente que lo que estamos haciendo hoy nos va a servir para cuando nos toque volver a la cancha” dijo la delantera.

Fortaleza rojiblanca

La institución erigió una gran obra con la cancha de césped sintético sobre fines del año pasado. Eugenia Amado destacó el aporte que tendrán los equipos de Colón al disponer de esta superficie. “La primera enseñanza que nos deja nuestra cancha es que tanto el sacrificio como el trabajo en equipo dan grandes resultados. Valoramos mucho tener nuestro propio sintético porque sabemos el esfuerzo que conlleva. Y también se ve una mejora importante en el juego, se marca la diferencia entrenando en la misma superficie en la que se compite”.

Una característica del club es que hay un semillero muy grande de jugadoras. La jugadora ofensiva sostuvo que “En líneas generales tenemos un nivel bueno, con muchos puntos a mejorar, pero con un potencial enorme y sobre todo muchas ganas. Principalmente nos caracterizamos por ser un equipo muy unido. A pesar de las diferencias de edades, nuestra relación es excelente. Además hay chicas muy jóvenes, en su mayoría, pero que juegan con la seguridad de una persona con experiencia”.

A principios de año, la vara estuvo alta para las chicas de Débora Baroni con el Regional “G”. Sin embargo, el equipo respondió con solvencia según Eugenia Amado. “El desempeño que tuvimos me dio felicidad y expectativas a futuro. Fuimos creciendo dentro del torneo, observando y corrigiendo errores partido a partido. En este punto destaco el gran trabajo de Debi, Maxi y Pini que estuvieron atentos y oportunos en los cambios necesarios. Este logro nos da confianza y sobre todo conciencia de que podemos cumplir los objetivos que nos proponemos”.

Ese torneo con la obtención del título se constituyó en una alegría imposible de borrar para Amado. “No puedo dejar de mencionar mi recuerdo más lindo y reciente, el campeonato del Regional de Clubes, logrado con amigas y que nos dio mucha felicidad. También me guardo el campeonato y ascenso con el Seleccionado de Santa Fe en 2014 y mi paso por El Quillá en ese año, porque fue un impulso que me ayudó a crecer mucho”.

Fotos: Gentileza Colón and Roll

FUENTE: PRENSA ASH

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *