noviembre 19, 2020

CRAR vuelve a disfrutar de sus infantiles

Días especiales para el hockey de CRAR. Tras una larga espera, sus infantiles volvieron  a disfrutar de su pasión. Pasaron más de 200 días sin mirarse, sin hablarse y sin reunirse cara a cara. Todo ese cúmulo de energía contenida se desató con la «liberación» necesaria para sus mentes y sus cuerpos. Reanudaron la actividad luego de más de siete meses por el parate de la pandemia. La atmósfera de alegría reinó en lo que va de las jornadas a cargo de Agostina Acosta, Jose Salamano, Abril Beltramino, Catalina Schiavi, Guille Astudillo y Sofía Bolea.

En cuanto al regreso a los entrenamientos, Agostina Acosta, principal responsable de las infantiles de CRAR, se manifestó sobre la recepción de la apertura. “Significa mucho para todos: desde las nenas, los padres y para el club que vuelve a tener más vida.  Estamos muy contentas por las chicas que estuvieron tanto tiempo sin sus actividades y ver que volvieron al club enseguida es buenísimo. Antes de arrancar la primera práctica, hablamos con las profes y quedamos en tomarnos con mucha calma y paciencia. Sabíamos que iban a estar muy ansiosas al volver a encontrarse. Lo necesitaban, se portaron como unas reinas”.

Sobre las sensaciones encontradas tras los encuentros que hubo, la entrenadora explicó “En los primeros encuentros, algunas vinieron más tímidas. Estuvieron mucho tiempo interactuando con su círculo íntimo. Les debe costar un poco separarse. Pero las notamos felices. Se volvieron a encontrar con las amigas del club, que hacía muchos meses que no veían. Tienen muchas energías acumuladas y una hermosa locura”.

Volver a Empezar

Se trata de todo un desafío para las profesoras para que cada alumna se adapte a la nueva realidad donde se aprovecha el espacio físico lo máximo posible. “Estamos trabajando en grupitos, cuando llegamos, dividimos la cancha en dos y las separamos por edad. Tratamos de formar tres equipos y dos profes en cada uno. Hacemos estaciones: una de hockey, otra de juegos, una de habilidades y vamos rotando. La prioridad es que se diviertan. Hacemos un poco de todo, buscamos hacer actividades divertidas. En todas las prácticas hacemos hockey, un poco de técnica en circuitos o juegos con el palo. Pero a la par, hacemos juegos con otros materiales y música. Se nota que estuvieron inactivas, se cansan rápido. Cada vez que terminamos una actividad, van a tomar agua para descansar un poco. Pero se cansan físicamente, de estar en el club no jaja”.

Además, la coordinadora acentuó que “Queremos que se vayan felices y con muchas ganas de volver a la próxima práctica. Tratamos de incorporar las herramientas a través de las actividades que proponemos, hacemos juegos para que desarrollen y fortalezcan el compañerismo, el trabajo en equipo, el sentido de pertenecía, el respeto. Buscamos siempre hacerlo a través del juego. Y también hay situaciones que uno va aprendiendo, en las prácticas, compartir viajes, en los partidos en su momento. Actividades extras, por ejemplo un sábado sin fecha organizamos hacer pizzas caseras, y entre todas tenemos que colaborar. Está la posibilidad de continuar el trabajo durante el verano en un proyecto que está diagramando Fabián Montesano».

El trabajo no cesó durante la cuarentena. “No llegamos a jugar ni un partido que se paró todo por la pandemia. Estuvimos trabajando por zoom más de seis meses. Fue increíble la paciencia de las nenas. El objetivo principal era no perder el contacto con ellas”, afirmó “Gogui” Acosta.

Las niñas que volvieron se encontraron con estructuras diferentes, dadas las medidas sanitarias excepcionales que rodean el regreso. “También cambiaron cosas en la vuelta al club, hay protocolos que cumplir. No podemos abrazar a las chicas, nos saludamos con el codo o de lejos, una situación rara, parece que somos fríos. Pero las chicas entienden todo”, remarcó Acosta.

Visión a largo plazo

La actual jugadora del plantel superior de CRAR evaluó la tarea que viene haciendo con las infantiles. “Es un trabajo muy largo y todavía nos queda mucho. Pero siempre tirando para adelante,  vamos creciendo. De a poco vamos sumando más gente, ya sea en el grupo técnico o padres que nos ayudan. Las infantiles son nuestro futuro, tenemos que cuidarlas y brindarles todo lo que podamos y más. Y bueno, al hockey le cuesta un poco más, no somos la disciplina de prioridad en el club, ni tampoco estamos a la misma altura que las otras. Les debe pasar a varios clubes. Pero si somos fuertes y con mucho esfuerzo vamos haciendo grandes cosas”. 

FOTO: Gentileza Revista Todo a Pulmón https://todoapulmon-rafaela.com/

FUENTE: PRENSA ASH

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *