noviembre 26, 2020

La Salle con un presente de nuevas ilusiones

Sus sonrisas lo dicen todo. Las bocas se les amplía, las caras brillan y se les iluminan. Las infantiles de La Salle es otro de los clubes que regresó a los entrenamientos y avanza a paso firme. Las peques están de regreso con todas las pilas, con las ganas a pleno puestas en disfrutar con sus compañeras de equipo y profesores. Elen Borlle y Juliana Bravo son   quienes arduamente colaboran para formarlas, brindarles todos los recursos y buscar la mejor versión de cada una. María Eugenia “Beby” Parente es la coordinadora del semillero del “colegial”. La ex jugadora lleva 15 años en funciones donde marcó una línea de disciplina y orden; construyó una base de trabajo, la mantuvo y trató de perfeccionarla con los años. De sus manos se forjaron María Carlen, Mora Bramante, Milagros Paniccia, Rocío Helbling, Juana Soto Payva, Mila Doyharzabal, Julieta Celeri, Emi Bruno, Vicky Sarsotti, quienes hoy se lucen en las categorías competitivas.

Las niñas estuvieron bastante tiempo en sus casas y ahora tienen la oportunidad de volver a entrenar. “Fue de suma importancia la habilitación para los menores de 12 años. Sin duda fueron los más castigados y perjudicados en esta emergencia sanitaria. El reinicio significa reencuentro, salud, deporte, amigos, aspectos fundamentales en la vida de los mas chicos. En cuanto salió la autorización, las entrenadoras de infantiles comenzamos a planificar el regreso. Como las prácticas durante el año las realizamos en el patio del colegio La Salle, y éste permanece cerrado, optamos por la opción de un complejo de canchas de futbol 5, cercano al barrio de las infantiles, para así también brindarles comodidad a las familias”, afirmó Parente.

Seguir Adelante

Es tiempo de recuperar parte del tiempo perdido. La máxima responsable de las infantiles denota felicidad y gran entusiasmo con este reencuentro.Nos llena de felicidad volver a verlas y encontrarnos. Después de tantos meses sin compartir practicas, partidos, jornadas enteras, “hasta las vemos más grandes, mas altas. Hubo familias que respondieron apenas anunciamos el regreso, y otras también plantearon que prefieren esperar y retomar el año siguiente. Nosotros respetamos los tiempos de cada nena y cada familia, siempre entendiendo las situaciones particulares, destacó.

Las más chicas iniciaron sus trabajos y “Beby” se refirió a los primeros encuentros que hubo. “El primer día algunas se mostraban un poco distantes, o con vergüenza; situación que solo duro ese día, porque luego al verse otra vez entraron más en confianza y de a poco volvieron a ser las mismas de siempre. Hay casos de nenas que comenzaron por primera vez el deporte allá por marzo,  solo tuvieron dos semanas de hockey, y hoy están de nuevo, con energías renovadas y  ganas de aprender”.

Las peques se ajustaron a los protocolos correspondientes. Hay que adaptarse, para poder continuar.  Sobre este aspecto, la coordinadora sostuvo que “hay elementos sanitizantes en el ingreso, los papas dejan a las nenas en la puerta quienes  ingresan solas. Cada una con su tapabocas (hasta comenzar el entrenamiento) y su botella de agua e intentando respetar esa tan “difícil” distancia. Quieren y necesitan estar cerca, hablar, abrazarse, etc. Los materiales solo son manipulados por las entrenadoras, y eso también es difícil ya que por naturaleza los niños quieren colaborar y ayudar con los elementos”.

La planificación

Los profesores mantuvieron los entrenamientos interactivos. “Durante la cuarentena más estricta interactuamos en los grupos de Whatsapp de cada división, enviando actividades en imágenes o videos, primeramente una vez por semana y luego cada 15 días, ya que sabíamos que todas las familias estaban muy comprometidas con las actividades escolares y la idea no era sobrecargarlos más. Solo fueron propuestas para que se mantengan activas estos meses, sin obligación de realizarlas ni compartirlas, solo con el objetivo de moverse en casa y salir, aunque sea por un momento, de las pantallas, manifestó Parente.

El hockey formativo tendrá por delante superar desafíos del orden deportivo, psicológico y emocional hacia jóvenes llenos de ilusiones y de sueños por cumplir. “Estamos seguras que lo más importante en estas semanas es que las nenas sociabilicen, se rían, charlen, se cuenten cosas y disfruten haciendo lo que más les gusta. Con  respecto al hockey propiamente dicho, muy de a poco comenzamos con ejercicios físicos, de trote, coordinación, todo adaptado a la situación ya conocida y al poco movimiento que tuvieron en estos meses. Algunos ejercicios técnicos y otros grupales con distanciamiento, siempre poniendo hincapié en EL JUEGO Y LA DIVERSION. Lo más importante es, estos días de entrenamiento, es que las niñas se muevan. Ese es el objetivo primordial, comenzar muy de a poco a que puedan volver física y socialmente a ser lo que era antes de la cuarentena” cerró en sus declaraciones Eugenia Parente.

FUENTE: PRENSA ASH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *