diciembre 1, 2020

El Quillá apunta a los más pequeños

Gracias al entusiasmo y su impulso, los chicos encontraron en el hockey un cable a tierra, una alternativa para entrenar las habilidades individuales. Por su parte, los entrenadores, la manera de transmitir esa pasión que los mueve a jugarlo. Hoy El Quillá es una de las instituciones primordiales que dispone de esta rama. En la institución del Parque Belgrano, la actividad para inferiores masculinas se reanudó en 2016. Fueron varias camadas donde muchos de ellos, actualmente, se posicionaron como recambio en el plantel superior del “tiburón» y que son la base del seleccionado juvenil de la Asociación Santafesina.

De esta manera, varios de los juveniles posibilitaron y fueron parte de la reinserción de la ASH en torneos como los Juegos del Centro, los Santa Fe Juega, el torneo Interprovincial de la AHL-ASH-APH. La frutilla del postre fue la participación de la ASH en el Campeonato Argentino Sub-16 de la temporada pasada en Paraná. Ese equipo contó con el liderazgo de  Lucas Walemberg y Matías Puliotti, quienes estuvieron al frente del plantel.

Por medio de la habilitación correspondiente desde el gobierno provincial, muchos de ellos regresaron a las prácticas y también, de manera periódica, se habilitó para menores de 12 años. Iván Méndez, Julián Costa y Joaquín Arnodo tienen a su cargo las categorías menores desde Sub-6 a Sub-12. “En un año normal, los chicos hubiesen participado de los encuentros de infantiles que generalmente se realizan cuando juegan los caballeros mayores. Los objetivos pasan por siempre tratar de mejorar y de divertirnos un poco. Los Caballeritos son el futuro del hockey masculino. Apuntamos a que cada uno de los chicos siempre se lleve algo nuevo de cada práctica, que pueda aprender de nosotros y de sus compañeros” destacó Iván Méndez.

El actual integrante del plantel superior de El Quillá agregó que “Tenemos pensado sumas más chicos, ahora aproximadamente tenemos 12 o 13 que entrenan y otros que por diferentes motivos no pueden asistir, pero la idea es sumar más niños y seguir trabajando para ellos”.

El cuerpo técnico implementa estrategias para mantener unidos a los planteles y que no pierdan la evolución deportiva y que se motiven haciendo las diferentes propuestas.  “La metodología consiste en la diagramación de juegos, circuitos, ejercicios técnicos pero en un ámbito no tan competitivo sino más recreativo, de diversión. Generalmente trabajamos por grupos, dividimos a los niños en grupos de 4 o 5 y vamos rotando las estaciones también. Siempre llevados a gestos técnicos específicos, que ellos la pasen bien pero al mismo tiempo, que mejoren un poquito más cada práctica”, explicó Méndez.

Acerca de cómo se realizó la convocatoria, Iván Mendez sostuvo que “Es cuestión de preguntar a las familias, a los hermanitos de las chicas que entrenan, a los amigos de lo mismos caballeritos para que vayan a entrenar”.

El doble desafío que afronta Méndez está en dirigir a este grupo y al plantel superior femenino de El Quillá Amarillo. “Cambia totalmente todo, la forma de hablar, la planificación, la intensidad de trabajo. Con las chicas no tengo que estar tan pendiente de ellas para los ejercicios al momento de realizarlos, salvo que sea para corregir algún error. Y con los chicos siempre trato de estar pendiente a ellos” cerró el director técnico.

FUENTE: PRENSA ASH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *